Blog personal de un tarracofermense

Buscar este blog

sábado, 23 de febrero de 2019

Lounge



Me gusta el término y la sonoridad de la palabra “Lounge” (pronúnciese al gusto) … y aunque otros le quieran llamar sala-bar, yo prefiero el anglicanismo “lounge”; supongo que es anglicanismo porque viene de una variación del también anglicanismo y género musical Jazz … De hecho, si vas a un lounge. lo propio es que suene ese tipo de música, jazz-lounge, (se sirve de fondo, suave, combinado con un ritmo que permite hablar). Por su puesto acéptese también el binomio Lounge-Bar, y el de las cómodas chaise lounge ...


Al margen de la su morfología (escríbase en teclado “qwerty” pulsando dos veces el anular izquierdo seguido del índice izquierdo y …etc., etc.), su sintaxis y el significado de lounge lo que me atrae de este término es su significado connotativo, pues L. siempre me sugiere un lugar que me atrae, me seduce y me invita a estar.


Podría decirles que me atrae también por la arquitectura y diseño del que pienso que debe ser un espacio como L.; espacio al que puedo por supuesto añadir la confortabilidad del mobiliario, la barra del bar, la luz, la música incluso (*) la/el atractiva-o y amable camarera-o que te sirve las copas sean éstas servidas en barra o en mesa.


Pueden encontrar "Lounges-Bar" a pie de calle, en terraza (no son mi tipo) o bien en el vestíbulo de un hotel. A estos últimos, a los del hotel, les doy un valor añadido …pues si ya tiene cierta emoción (al menos para mí) el momento que entras en la habitación que te han asignado, también tiene algo de mágico visitar y utilizar es sala-lounge que el  hotel dispone para sus huéspedes … Seguro que también pueden consumir en el L de cualquier hotel aunque no se hospeden allí... puede que el café o las copas salgan algo más caras que en un bar, pero es una auténtica delicia descubrirlos para irse a tomar algo.


Estarán conmigo que en este tipo de lugares lo mejor es todo aquello que acontece allí, la compañía, la buena conversación el rato agradable, el buen ambiente…o el tiempo de espera (o no espera) que puedes estar acompañado de cualquier dispositivo de lectura o comunicación.


En especial recuerdo un par de esos momentos en el Louge de Hoteles en los que he estado. Uno en Viella (Vall d’Aràn) que tras una jornada de deporte de invierno y posterior ducha me aposenté en un confortable sofá acompañado de un buen malta y un emocionante libro de lectura.  Otro fue en un Hotel de Vitoria, junto a nosotros había una pareja donde a ella se le veía visiblemente triste no solo por las lágrimas que mostraba y algún poco sonoro gemido, sino por el transcurso de alguna frase suelta que mi oído pudo pillar … “qué va a ser de mi”, “no sé cómo ha podido pasar”, se lo decía a él …me quedé con las ganas de saber si él era el que le daba la mala noticia de una posible ruptura de relación sentimental o bien era el amigo-hombro donde ella se quería consolar … vaya usted a saber.


(*) Nota del autor: El uso de «la/el a-o» no se debe a razones de lo que llaman lenguaje inclusivo sino por la conveniencia o gusto del lector y la legislación laboral vigente en materia de contratación. 

2 al precio de una de Blossom Deaire (no me pregunten si es Lounge pero suena bien)







sábado, 5 de enero de 2019

Tres Camellos. Seis Jorobas.



Ya vienen los Reyes con sus caballos, ¡yo los veo!
Pisando talones de mayores y pequeños.
Vienen de Oriente. Oro, Incienso y Mirra.
¡Qué no son caballos! ¡Qué son camellos!


Vienen los Reyes con sus camellos de Oriente.
¡Yo los veo! Los camellos cargados de regalos.
Son tres reyes, tes camellos con sus dos jorobas.
Seis jorobas y regalos vienen de Oriente.


Oro del Blanco, Perfume nuevo, Mirra del Negro.
Tres regalos, tres Reyes Magos Vienen a verte.
Duerme inquieto el niño, y yo me recuesto.

Carta ya escrita, carta enviada ya compulsada.
Noche de Magia, noche de Reyes, niño descansa.
Abracadabra que la noche de Reyes es larga.