Blog personal de un tarracofermense

Buscar este blog

domingo, 26 de agosto de 2012

¡Quiero un avión!





El otro día en el blog de (*) Leles, publicaba un maravilloso microrelato de 50, que (creo  me permite) les transcribo:

"Yo quise vivir a todo trapo, tener un avión y manejar un barco, pero no salí de pobre, de barrer aceras, de mirar caras tristes y mujeres cabareteras…
Y ahora que soy viejo, no quiero ni oro ni joyas, tan solo quiero quererte y que me quieras a solas. "

A parte que me pareció fantástico y una estupenda declaración de amor, me llamó la atención  (como verán he aprovechado para negritar)  eso del avión...

Yo recuerdo desde muy pequeño cuando mi madre me contestaba –replicaba:

-¡Y yo quiero un avión!

Normalmente me lo decía si yo previamente le había pedido insistentemente aquel capricho, aquella demanda improcedente o imposible…

Me costó entender esa respuesta: Primero porque a mi madre le hubiera gustado viajar más a menudo pero tiene miedo a volar. Por otra parte, yo pensaba que si ella quería un avión solo tenía que ir a una tienda y comprárselo, así de sencillo, pero también me costaba imaginar que hubieran comercios allí donde vivíamos donde se pudieran adquirir ese tipo de aeroplanos tal como si fueran golosinas, unas zapatillas deportivas o las entradas de un concierto… Y desde luego, no entendía porque decía eso porque no me la imaginaba nunca como presidenta de una compañía aérea.

Lo curioso del asunto, es que cuando una de mis hijas me piden un “imposible”  ¡yo les respondo casi igual! Como reproduciendo en segunda generación esa expresión que creo que ha sido muy utilizada bien como “recurso educativo” o técnica de escapismo.  De todas formas, para no ser repetitivo con mis hijas, yo les digo   “(Si … ) y yo quiero un avión”, quizá para darles la oportunidad de réplica o bien para que no hacerles pasar por aquella situación mía de incomprensión, realizo esa pausa recordando a mi madre en aquellos momentos que creo que  ahora alcanzo a comprender.

Pienso en ello y se me ocurre que dirían nuestros bisabuelos a nuestros abuelos en esa situación, ¡igual querrían un barco o una locomotora! Llego incluso a imaginarme que se dirá si el asunto del avión, llega a ser un bien tan asequible como un par de zapatos y la ciencia avance con otro tipo de aparatos…
¿un transportador de moléculas, tal vez?



24 comentarios:

  1. ¿un cohete?....mira.....Yo quiero la luna!!!!!! ¿me la puedes dar????? Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos días recordaban a Amstrong, quizá fue a buscarla para conceder una petición ... Veré si puedo hacer algo ;)

      Eliminar
  2. Nosotros decimos: y yo un ferrari. :) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puestos a pedir, yo prefiero un Rolls-Royce ... beso ;)

      Eliminar
    2. Me inclino por el Aston Martin.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡Madre! ¡tú aquí! ¿*^PO"%%"***"@!!! y besos!!!

      Eliminar
  4. Yo sólo me conformo con tener un trabajo para poder sobrevivir, sólo eso, nada más que eso.

    Un beso, Tomae.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad María hoy en día el trabajo no deja de ser un bien deseable por quién no lo tiene y a conservar como un tesoro por quien lo puede mantener.

      ... Tu visita de hoy me ha servido para empezar mañana, Gracias María!!!

      Besos y Buenas noches! ;)

      Eliminar
  5. Yo no quiero un avión.
    Lo que quiero es ir a tu casa, y que esté llena de gente, y que todos hablen a la vez, y que tú te asomes por la terraza y saludes como un alcalde desde el balcón de la casa consistorial, y que corra la cerveza, y que se hable en dos idiomas, o en tres, y que las niñas pequeñas sean rubias y de ojos azules y sonrientes, y que los libros pasen de mano en mano, y que el motor de mi Volvo esté caliente de hacer tantos kilómetros, y llevarle un recuerdo a tu Reina para robarle un trozo de corazón, y que discutamos y me des otro puñetazo, y que yo te vuelva a pedir dinero y tú grites que ya está bien hombre, que con quinientos que te debo ya es suficiente, y tomar café con un poco de orujo mientras hacemos un plan para mañana, y que se muevan los coches cargados de gente y todo el mundo se llame por el teléfono para volver a decir por dónde se va al próximo destino, y que se produzcan tres o cuatro conversaciones a la vez y no se entiendan nada más que las risas.

    Yo no quiero un avión.

    Soy mucho más ambicioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo se andará hermano ... eso, se andará ...andando.

      Eliminar
    2. Nada como andar mientras se entonan alegres canciones llenas de jovialidad y entusiasmo.
      Ejemplo:

      Tot el camp
      es un clam
      som la gent Blau Grana
      Tan se val d'on venim
      Si del sud o del nord
      ara estem d'acord
      estem d'acord
      una bandera ens agermana.
      Blau Grana al vent
      un crit valent
      tenim un nom
      el sap tothom

      Eliminar
  6. ¡Voy a cantar!

    Yo para ser feliz quiero un avion, yo para ser feliz quiero un avión, llevar el pecho tatuado, en camiseta mascar tabaco, yo para ser feliz quiero un avión...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que esa canción se "estropeó" cuando la empezaron a cantar a dúo aquellos dos, aunque tengo que reconocer que tiene su gancho.
      ¿no había algo que se tenía que meter a "su chica" ?

      Eliminar
  7. Eso del avión lo decía mi padre, creo. No sé, si me dan a elegir, preferiría otra cosa, la verdad. Eso sí: me encantaría viajar en "business class", lo del asiento turista me sobrepasa y tengo ya tantos achaques... Seguro que lo acabo logrando. Besos desde la meseta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...una vez me metieron en Bussines, porque en la compañía no me pudieron facturar las maletas y para compensar la "incomodidad" me dieron uno de esos asientos ¡todo un privilegio! .Por cierto fue en un viaje a Londres -ciudad de los Rolls y Autons- ;)

      Eliminar
    2. También yo, por un error, volé en Primera Clase a NY ¡Una maravilla!

      Eliminar
    3. ...todo llegará ...¿nos invitarás? ;)

      Eliminar
  8. Gracias por la parte que me toca. Apenas tengo tiempo estos días para dedicárselos a la red, así que entro rápido para darte un beso y decirte que yo también se lo digo a los míos cuando la cosa se pone cruda... jajajaajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no sea el mismo que digo yo...fijate Leles, en algun momento llegué a pensar que todos los padres y madres querían exactamente el mismo y que tenían que hacer una especie de concuros a ver si se lo adjucaban. Besos Leles !!!

      Eliminar
  9. http://visitas-gratis-en-tu-blog.blogspot.com.es/

    Este blog vuelve a estar activo , visitenos para conocer otros blogs y dejar conocer tu blog . Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Valentín ...encantado si me traes Visitantes y Visitantas ...puedes anunciar mi blog y decir por ahí que les puedo hacer partícipes de un estupendo viaje en avión (el destino que quieran) a todo aquel que se venga...¿te parece?

      Eliminar
  10. Debia ser la frase de moda de los 60....cuantas veces la oi tambien, y eso q mi madre no ha volado nunca, bueno si, en el del Tibidabo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Creo que ese avión tuvo un pequeño incidente hace poco, espero que tu madre no "volara" en él en esa situación; y hablando de volar la menor de mis hijas desde muy pequeñaja dice que ese es su sueño :)

      Eliminar

Si por algún motivo técnico no pueden publicar comentario, pueden enviarlo a tomaecp@gmail.com y haré lo posible para publicar. Un saludo.