Blog personal de un tarracofermense

Buscar este blog

lunes, 14 de mayo de 2012

Primera clase de periodismo ...



Recuerdo que una vez un amigo me explicó que en la primera clase de la facultad de periodismo, vino el profesor y nada más empezar la sesión lanzó una moneda al aire…

No recuerdo si mi amigo me comentó el resultado de ese lanzamiento, ni si me comentó que el profesor tras lanzar esa moneda al aire, dijera “cara” o lo otro…

Tampoco recuerdo cual era la asignatura en cuestión aunque si se recuerdo que imaginé la escena. No hubieron ni presentaciones, ni preliminares en esa clase; simplemente apareció el sujeto y lanzó la moneda…
Mi amigo me comentó que tras el suceso,  el titular de la asignatura pidió a la audiencia –deberían ser entre 80 a 100- que escribieran sobre lo que habían visto.

Supuse entonces, y no sé si recuerdo la conversación que tuve con mi amigo, que el motivo de esa “lección” era hacer ver a todos los estudiantes de periodismo, cómo sobre un acontecimiento tan simple como el lanzar la moneda al aire, podrían escribirse tantos textos como alumnos habían en ese aula de la Facultad.

Esto me lo comentaron hace unos 25 años, y no sé por qué esta anécdota ha venido varias veces a mi memoria; quizá ahora que la escribo es una forma de trasladarme a aquella clase e intentar “resolver” aquella  curiosa “petición”.

De todas formas, a medida que me ha venido esa historia a la cabeza no solo he pensado que aquel tipo quisiera “aleccionar” a su audiencia, sino que de alguna forma pretendía intimidarla con un pequeño efecto sorpresa a aquellos alumnos que iniciaban en su primer día su carrera universitaria.

Puede que el suceso se repitiera año tras año -eso es lo que pensé – y que algún alumno conociera algo de esa historia. De todas formas imagino a más de uno en su primer día de clase,  le resultaría chocante empezar por el “tema de la moneda” y no creo que alguien se atreviera a escribir algo disparatado por no empezar con mal pie esa asignatura. También llegué a pensar que por parte del profesor había un cierto ánimo de provocación, y que tras la lectura de esas múltiples “mini-redacciones” de vez en cuando haría un comentario al autor, y en algún caso podría ser constructivo, explicativo, jocoso incluso irónico.
…yo recuerdo que llegué a pensar, que si me tocara turno, llegaría a escribir:

“Entró el profesor, y como cada año que lanzaba una moneda al aire, de nuevo,  no cayó de canto”

Pero ahora, sin que me pudiera importar lo que hubiera escrito en el supuesto que yo fuera estudiante de esa facultad, y dado el aspecto provocativo que antes he mencionado, definitivamente le hubiera escrito algo así:

“Algunos con cierta vocación frustrada de árbitro de fútbol, se meten a profesores de Facultad y empiezan sus clases de periodismo lanzando una moneda al aire; generan alguna que otra expectativa y provocan con ello cientos de reacciones sobre tan elemental evento para que todos LE escriban sobre ello" 




33 comentarios:

  1. Es cierto que no todos los que enseñan en facultades y escuelas son los más idóneos para ello... Si todos los años hacía el mismo numerito me da la razón de que ese señor tenía el rollo aprendido y lo repetía año tras año para ir pasando el rato. Sólo el buen docente evoluciona con sus alumnos y no repite ni un año lo mismo del anterior, porque cada año los alumnos son distintos y los hechos acaecidos en el mundo tan numerosos que es ridículo quedarse con un sólo acontecimiento. Yo tenía un profe de Enfermería Fundamental que siempre contaba lo del dedo en la bosta de vaca...
    Besos miles, amigo. Me ha gustado mucho esta entrada y me ha encantado que de un hecho tan banal hayas sido capaz de «sacar» una frase tan ocurrente, objetiva y evidente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ..pues me he quedado con la duda de que explicaba exactamente tu profesor, amiga lola, espero que no se trajera esa bosta al aula!!!

      Sobre la frase ocurrente, supongo que si ha salido porque hacía años que le daba vueltas a esa historia...gracias por tu apreciación. bss!

      Eliminar
  2. ¿sabes ? Lo increible es que de lanzar una moneda al aire y empezar así la enseñanza a una clase...podían surgir decenas de historias distintas. Diferentes formas de contar las cosas....besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También pensé en ello Winniecero, y te reconozco que también me hubiera gustado leerlas...imaginé que habría hasta un tratado sobre la el "lanzamiento y la numismática" ...

      Eliminar
  3. Entró el profesor al aula en compañía de una vaca.
    La agarró con todas sus fuerzas, extendiendo sus poderosos brazos alrededor de la mamífera bestia.
    Tras un proceso de concentración corto, pero intenso, lanzó toda su potencia muscular con el ánimo de lanzar la vaca al aire.
    La vaca, que pesaba unos cuatrocientos kilos, no efectuó ningún movimiento vertical, quedándose quieta con mirada curiosa.
    Así que el profesor optó por lanzar una moneda al aire.
    ...
    Moraleja: calcula tus posibilidades de éxito antes, nunca después.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si estoy muy de acuerdo a tu moraleja hermano, porque quien calcula no improvisa y eso sabes que no es tu estilo ...

      Eliminar
  4. En mi primera clase de periodismo no fuí a eso.... a clase.
    ¿¿¿¿¿En serio que tiró una moneda al aire?????

    Seguramente de esa manera se aseguraba que todos los alumnos fuesen a su clase. Al menos ese primer día. Querrían ver al: ¡famosisimo profesor que lanzaba monedas al aire!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...yo tampoco fui a esa primera clase Monney pero te aseguro que me hubiera gustado estar allí ...y no solo por el numero del lanzamiento.

      Eliminar
  5. Mi teoría es que al principio no debes enemistarte con el profesor. Tienes que darle la razón, como a los ... clientes. ¿Que es listo listísimo? Bien, ya le demostraremos que nosotros somos MÁS listos que él, pero lo justo y necesario para que no nos tenga manía y nos suspenda por pasarnos. (Suspendiste Diplomacia, ¿no?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Sí suspendí Diplomacia y eso que nunca me presenté al examen. Ahora que de probabilidad y estadística salí airoso :)

      Eliminar
  6. Es lunes y no pude dormir en toda la noche. Es la primera vez que dictaré clase en esta universidad, y para mayor inri, es la primera vez que seré su profesor. Ella me ha dicho con su mirada burlona que no importa cuánto yo ascienda, que ella siempre será la niña pequeña e inalcanzable que jugaba a las muñecas con mi hermana menor. Y que me vuelve loco.
    Me tiemblan las piernas, entro nervioso al salón de clases. No puedo pronunciar ni una palabra, quizá puedo disimular si escribo algo en el pizarrón, así ellos pensarán que estoy listo a enfrentarlos. No hay con qué escribir, busco en mi bolsillo: una moneda.
    Ella me mira y su sonrisa burlona se empieza a dibujar. Si sale cara hablo algo, lo que sea. Si sale cruz, despido a todos y renuncio al salir.
    Cara. La sonrisa burlona se borró.
    “Señores: Escriban lo que acaban de presenciar”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo comentario el tuyo Marga ...¿cuántas veces repetiste primero? :)
      -broma-

      Desde luego has sacado un texto imaginativo y que reproduce la escena realmente resolutivo...te aplaudo, igual que mi Reina. Gracias!

      Eliminar
    2. No repetí primero de periodismo, básicamente porque no me matriculé. Simplemente me trasladé a la escena, me suele pasar... soy como el niño de Sexto Sentido, pero con textos en vez de muertos y con un tío calvo en vez de Bruce Willis (no hay presupuesto para más me dicen mis musas, que Willis es caro y ya Moneypeny me va a regalar un tío bueno para mi cumpleaños así que he de conformarme).
      A tu Reina le alabo el buen gusto literario, yo no sé si el buen gusto se traslada a otros ámbitos, pero en el que me interesa (el literario) es bueno, buenísimo. Y a juzgar por lo bella que es la Princesa, tu gusto estético (no sé si el literario) debe ser buenísimo también.
      No me enredo más que tengo un trasatlántico que tomar y eso que yo ¡¡¡vivo al lado del Pacífico!!!

      Eliminar
  7. Me gusta tu anécdota , cariño.

    Y el comentario de Marga tb

    A mi me gustaría leer lo que todos escribieron.Curiosidad.

    ResponderEliminar
  8. Bufff....Entra el profesor en el aula y saca de su roído bolsillo una vieja moneda de 100 pesetas. Atónita la miro mientras da vueltas en el aire hasta caer encima de la mesa. Pienso... buaggg, pues fíjate que ya tiene años la dichosa moneda y me pregunto si será su amuleto de la suerte o tal vez la balanza con la que sopese nuestros aprobados...
    Y me pongo a temblar...
    Será cara o será una cruz aprobar esta asignatura???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Había una técnica azarosa también para esa selección de aprobados y suspensos y tenía que ver con pintar una raya en el suelo y lanzar los folios respuesta al aire ...no recuerdo que lado de la linea separaba a unos y a otros.

      Eliminar
  9. Curioso método para atraer la atención. Suena a película americana. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo de películas americanas me has recordado a mi padre Susana, siempre que nos veía a mi hermano y a mí haciendo trastadas nos decía que basta de hacer el americano, yo siempre pensé que lo decía por los indios...

      Eliminar
  10. .... y el juego que sigue dando la moneda, lo recuerdes como lo recuerdes.

    De lo más sencillo, de lo más inusual, hasta...... sin límites!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...pues la moneda es el clásico elemento,quizá por ser el más sencillo para empezar cualquier lección de probabilidad y de teorías de juegos, de ahí que tras mucho buscar la foto me decidiera por la que he puesto.

      ¿sin límites? ...en realidad va de 0 a 1, aunque hay infinitos números entre ese par. bss!

      Eliminar
  11. gracias por el comentario Reina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oído cocina. Ella está allí y se lo he hecho saber, dice que gracias a ti ...

      Eliminar
  12. Cuando la moneda cayó, el profesor todavía estaba allí.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...me has recordado a la historia esa del Dinosaurio ...que despertó y todo lo vio igual. No creo que leas esto Dr.Lagarto, pero seguro que sabes de quién hablo. Saludos!!!

      Eliminar
  13. Tomae! con muchísimo retraso felicidades a tu peque de blanco...sin palabras, me acordé de vosotros. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...pues su cumple es el 2 ...de Junio! ;)

      Eliminar
  14. Buena entrada y grandioso comentario el de Marga.

    Me ha recordado a aquella anécdota que se contaba de un profesor de Filosofía (yo creo que es más leyenda urbana que otra cosa) que puso un examen sorpresa a sus alumnos con una sola pregunta: ¿Por qué?

    (Según me contaron -y esto me cuesta más creérmelo-, solo un alumno sacó un 10 y no fue otro que el contestó "Y ¿por qué no?"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Pater, de todas formas, no es lo mismo, fíjate.

      ¿Por qué?
      "Y ¿por qué no?"

      a:

      ¿por qué?

























      .
      "Y ¿por qué no?"

      ...yo sobre esa leyenda urbana siempre me pregunté si el profesor observaba al alumno mientras "pensaba" la respuesta...

      Eliminar
  15. oye Pater muchas gracias, pues voy a tomar el comentario que tantos halagos ha recibido y lo voy a colocar en mi blog para rellenar sitio cuando no esté inspirada :-))

    ResponderEliminar
  16. Yo, con tus comentarios, no me entero. Me pierdo porque tus lectores adoptan muchas identidades distintas. Me quedo, si no te importa, con la 1ª frase:“Entró el profesor, y como cada año que lanzaba una moneda al aire, de nuevo, no cayó de canto”. Ya sabes que soy rara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Esa es la frase que se me ocurrió por primera vez Nuria-Z, porque dentro del juego de probabilidades, siempre pensé que si un árbitro de esos lanzaba una moneda al iniciar el partido, alguna vez podría ocurrir que cayera de canto ...

      Eliminar

Si por algún motivo técnico no pueden publicar comentario, pueden enviarlo a tomaecp@gmail.com y haré lo posible para publicar. Un saludo.