Blog personal de un tarracofermense

Buscar este blog

domingo, 12 de abril de 2020

Crisis ¿Qué crisis?





No hacen falta bolas de cristal ni «frotar lámparas de Aladino» para adivinar que nos vienen curvas …  por no decir caída libre en la Economía.


Dentro de lo impredecible que pueden ser las tasas de recesión (o ¿no?) se me ocurren dos aspectos (más que evidentes) de porqué la recesión ya pronosticada en todos los foros es más que evidente.

_ En primer lugar, y ya lo estamos viviendo en presente, es la congelación de la actividad empresarial salvo en la de los sectores esenciales; ante esto, los gobiernos, instituciones financieras y organismos internacionales EU FMI BCE Reserva Federal USA. han echado mano de una indigente cantidad de préstamos, bonos (algunos en «negociación») y deuda en general que poco creo que podamos asumir una vez (si la hay) la economía real, vuelve a su senda de crecimiento.


Al respecto se toman medidas monetarias cuando la economía real está congelada.  Comenté en un artículo que a mi juicio la solución tenía que ser tan drástica como inaudita. y es:

* detener el calendario mundial p.a. a 25 febrero, suspendiendo (congelando) todo tipo de cuentas, balances y mercados tanto privados, públicos, dinerarios y de capitales. Suspender todos los pagos y cobros y solo remunerar a los servicios esenciales; salud y alimentación y auxiliares … («aquí lo dejo») 


Pero la gravedad del problema no solo estriba en ese endeudamiento (con incertidumbre sobre las cantidades y plazos de devolución) … sino que además del parón económico, desempleo y confinamiento necesario, la detracción de la Demanda no solo es evidente (además de la no producción) sino que dudo que si la pandemia y confinamiento dura … esta, no nos llevará a los ritmos que la economía necesita para remontar la actual recesión.


Decía que el endeudamiento global al que «se acogen» los agentes económicos, lo más seguro es que supongan una lastra financiera para ponerse a tono, iniciar la puesta en marcha y emprender la senda de crecimiento, fuerza de ventas y saneamiento o beneficio de sus cuentas… 


A parte de ello, el gran problema está en el cambio de paradigma en los consumidores (sean estos particulares o empresas) Mención en especial a la cantidad de personas desfavorecidas y desempleadas que verán sustancialmente sus rentas y por ende sus nulas o escasas posibilidades de consumo. No solo eso, sino que también, y quiero ahondar en esta idea …el cómo la nueva situación de «post-pandemia» modificará a las familias sus hábitos de consumo y compra.


_ En segundo lugar, intuyo que (y si el confinamiento se hace más duradero) que la contracción de la demanda no solo será por motivos preventivos y psicológicos (quién irá de nuevo al cine.. ¿fútbol?, a un buen restaurante …) y estos motivos serían a corto plazo; habrán otros motivos de la no inversión o adquisición de bienes por dos elementales motivos …una nueva cultura del gasto en lo imprescindible y otro una decisión de destinar las rentas disponibles que queden al ahorro o previsión financiera por lo que pueda pasar , tal como hicieron en antaño muchos de nuestros mayores que vivieron situaciones un tanto similares a «sus postguerras».


Si bien sobrevivirán sectores básicos para el aprovisionamiento de las familias, pienso que las empresas que ofrecen bienes de consumo más duradero o no imprescindible (vehículos, viajes exóticos, viviendas, bines de equipo, ropa de temporada, ocio … y seguro que un largo etc.) se verán abocadas no solo a un esfuerzo financiero y productivo sino que también una más que atractiva promoción para que las familias y empresas  (que puedan) (*) retornen a su «cesta de compra» y adquisición de bienes  allí donde la habían dejado arrinconada y seguir con ese calendario antes mencionado.


La «buena noticia», como dice mi amigo Xavi, está en las nuevas formas de teletrabajar ya instaladas en los hogares …que muchos pensamos que vienen para instalarse en casa. Aunque adiós a las reuniones comerciales y comidas con clientes, menos metros cuadrados de alquiler en suelo de oficinas, despachos, fotocopiadoras …papeles y servicios auxiliares.


¡Hola teletrabajo!, más gigas en memoria, doble de router en casa,  más Gs en el móvil..más trabajo para informáticos, ingenieros de comunicaciones,  expertos en ciberseguridad ...

(Oí que tantas Gs en el ambiente y vamos a la 5, «made and instalated in Wuhan», distorsiona las células humanas, sus sistemas inmunológicos, o «restos de bacterias flotantes» convirtiéndolas en detritus llamados virus coronados o no, vaya usted a saber)



 ¿Dije buena noticia? … pues a lo mejor, y para la próxima fiesta de navidad (amigo invisible incluido) la “Pajama Party” (virtual) está probablemente asegurada, y eso le sale a uno más barato que el traje y la corbata.


Nota del Autor : De la portada y foto © Supertramp, LP Crisis What Crisis? A&M Records 1975... Si el blanco y negro le asustan, este artículo está escrito en Pascua de Resurrección y como pueden ver, el que haya color en esa foto (elegida también con esta intención) es por que da pie a la Esperanza. 

3 comentarios:

  1. Lo que sí se puede decir es que se sentirá muy diferente dependiendo del país en donde uno esté. Es muy incierto aquí en México, por cierto.

    ResponderEliminar
  2. ¡Vaya Alexander! ...yo te hacía en Argentina, aún así como aquí y todo el planeta supongo que vuestro PIB se habrá devaluado. Espero que estés bien, un abrazo.

    ResponderEliminar

Si por algún motivo técnico no pueden publicar comentario, pueden enviarlo a tomaecp@gmail.com y haré lo posible para publicar. Un saludo.